Por qué me siento cansado cuando estoy entrenando

Por one |

Para hacer deporte correctamente se debe procurar estar siempre en las mejores condiciones, por esta razón cuando aparecen los síntomas de la fatiga deportiva y te sientes cansado, significa que algo no está funcionando de manera correcta.

Qué es el cansancio

El cansancio o agotamiento es un síntoma frecuente. Todo el mundo conoce la sensación de estar cansado, débil y agotado porque puede afectar a todo el mundo en algún momento concreto de su vida.

El cansancio casi siempre es pasajero y se puede atribuir a causas concretas y muy diversas como falta de sueño, un día de trabajo intenso y estresante, un viaje agotador o rutinas excesivas de ejercicio.

No obstante, detrás del cansancio, la debilidad y el agotamiento también pueden esconderse enfermedades, sobre todo si las molestias son duraderas y van más allá de lo normal.

Tipos de cansancio

La fatiga es un desgaste del cuerpo y del organismo, un estado transitorio y reversible. Cuando se realiza un determinado deporte pueden producirse diferentes tipos de cansancio:

 Cansancio físico: reducción paulatina de la energía física que se prolonga durante semanas o meses, dificultad o desánimo para realizar las actividades diarias. Debilidad corporal general, dolor muscular, pérdida del apetito, palidez, disminución de las defensas, bajo rendimiento físico, inapetencia sexual, etc.

 Cansancio mental: empieza a haber dificultad en la concentración, falta de memoria y bajo rendimiento. Somnolencia, dolor de cabeza, dolor de ojos (en el caso de fijar la vista demasiado tiempo), sensación de aturdimiento, mareo, etc.

 Cansancio emocional: depresión, desánimo, falta de optimismo, irritabilidad, vulnerabilidad emocional, pérdida del apetito, irritabilidad, estreñimiento, ataques de llanto, en casos extremos, tristeza profunda e ideas obsesivas respecto a la muerte y el suicidio, etc.

Síntomas del agotamiento físico

Cuando tu organismo gasta gran parte de las reservas de energía es normal que en ocasiones pierdas precisión y coordinación en tus movimientos corporales.

Uno de los síntomas más frecuentes de la fatiga deportiva es la aparición de pesadez y molestias musculares en forma de pequeños dolores, lo que se traduce en las tan temidas agujetas post ejercicio.

Una vez que la fatiga aparece dificulta tu día a día, ya que, por culpa de esa sensación de cansancio pueden resultar todo un reto acciones simples de la vida cotidiana.

El cansancio también puede afectar la parte mental de las personas haciendo que desaparezca el deseo de practicar deporte.

El agotamiento debido al ejercicio presenta alteraciones cardiacas y respiratorias.

El cansancio físico afecta enormemente al rendimiento deportivo, a la atención y a la concentración.

En muchas ocasiones la fatiga deportiva provoca en las personas trastornos en el sueñoy les dificulta dormir correctamente.

Qué causa el agotamiento físico

El agotamiento físico es un síntoma que puede deberse a causas muy diversas. La debilidad, el agotamiento y el cansancio no son más que un síntoma general que puede ser debido a toda una serie de causas, desde una inofensiva molestia pasajera hasta patologías graves, como enfermedades cardiovasculares o cáncer.

A menudo es posible hacerse una idea de cuál podría ser la causa del cansancio repentino, por ejemplo, cuando se está incubando un resfriado o se sufren otros síntomas además del cansancio.

Las causas más frecuentes son las siguientes:

 Sobreentrenamiento

Cuando llevamos a cabo rutinas intensivas de entrenamiento y además no nos alimentamos de forma adecuada, podemos llegar a estar sobreentrenados. Sobre todo si este entrenamiento intensivo se prolonga por largo tiempo y no se descansa los periodos adecuados (1 semana cada dos meses). Si esto sucede podremos tener una situación de fatiga crónica que afectará nuestro rendimiento.

 Hipotirodismo

El hipotiroidismo es una causa común de cansancio y astenia; generalmente asociados a otros signos y síntomas como piel seca, estreñimiento, intolerancia al frío, dolores en las articulaciones, niveles de colesterol elevados en la sangre, pérdida del cabello y aumento de peso.

 Diabetes

La diabetes causa cansancio frecuente porque la glucosa de la sangre no es suficiente para todas las células y por eso falta energía en el cuerpo para realizar las tareas diarias. Además de esto, el exceso de azúcar en la sangre hace que el individuo orine más, adelgaze y pierda masa muscular, así que es común en los diabéticos quejarse de cansancio muscular.

 Insuficiencia cardiaca

La insuficiencia cardíaca es una afección causada por la incapacidad del corazón bombear la sangre adecuadamente por el cuerpo. Básicamente, esta enfermedad es causada por un corazón débil incapaz de satisfacer a la demanda de energía requerida por el organismo.

 Falta de hierro

Uno de los problemas que se dan cuando falta hierro es que tu sangre pierde parte de la capacidad  para transportar oxígeno. Cuando la musculatura no recibe oxígeno (que usa para generar energía) esto se refleja en forma de cansancio y, además, eres capaz de comprobar que tu fuerza ha disminuido significativamente.

 Depresión

Las personas que padecen esta enfermedad a menudo se sienten hasta cuatro veces más cansadas que el resto. El bajo estado de ánimo, la apatía y las falta de ganas son el motivo para que los pacientes prefieran permanecer en cama todo el tiempo.

Si ya están descartadas las enfermedades el cansancio puede ser algo que se soluciona con un simple cambio de hábito. Las dietas altas en grasas trans, presentes en la llamada comida chatarra, provoca disminución de vitalidad.

recuperarse del cansancio fisico